Nuevos estudios afirman que los animales poseen emociones, empatía, envidia, altruísmo y sentido ético.

Revista Viva, Clarín

Las
conclusiones de las últimas investigaciones en psicología animal,
biología molecular y etología, resultan difícilmente incompatibles con
la idea profundamente arraigada en la cultura occidental: aquella que
sitúa al hombre en el centro del universo y relega a los animales a un
escalón muy inferior. La certeza de esa barrera infranqueable, parece
desmoronarse por el trabajo de Mark Bekoff, de la Universidad de
Colorado quien, tras estudiar y filmar durante diez años distintos
animales, asegura que muchos de ellos, como los perros, las hienas, los
chimpancés, algunos pájaros y topos, no sólo poseen rudimentarias
emociones, sino también estados mentales más sofisticados como la
empatía, el altruismo, la envidia y hasta un cierto sentido ético.
Según publica el diario La Vanguardia, el científico
norteamericano llega a afirmar que “lo que los animales sienten es muy
importante porque tratan de negociar su supervivencia en un mundo
dominado por los humanos y con frecuencia abusivo, en el que son peones
de nuestros esfuerzos obsesivos por controlar sus vidas para nuestro
beneficio, no el de ellos”.

Estos descubrimientos
obligan a replantearse la relación que los humanos tienen con los
animales. Y, más aun, según Jorge Riechmann, profesor de Filosofía
Moral en la Universidad de Barcelona y co-autor de “Animales y humanos. Indagación sobre el lugar de los animales en la moral y el derecho de las sociedades industrializadas”,
invita a preguntarse qué es ser humano y, desde ese lugar, pensar si
“los animales, o incluso los objetos naturales, pueden llegar a ser
titulares de derechos”.


http://www.animanaturalis.org/modules.php?goto=Nvst1_3956

http://controlve.blogspot.com/2005/10/nuevos-derechos-para-los-animales.html



Anuncios