En 1985
comenzaron las protestas en contra de Pacific Lumber debido
a sus reiterados intentos de arrasar con un bosque de 60 mil
hectáreas que alberga milenarias secuoyas.
Este ecosistema es tan primitivo y ecológicamente saludable
que los animales y plantan que lo habitan no lo podrían
hacer en otro lugar.

Existen en la actualidad muchos activistas que se encuentran
subidos a árboles en el norte de California, pero de todos
ellos Julia Butterfly Hill fue la que alcanzo mas
popularidad, gracias a su carisma, belleza y habilidad para
la oratoria..

La notoriedad de Julia tuvo un gran crecimiento durante el
agosto de 1999 al iniciar acciones en contra las compañías
OMNI SKY y AT&T por utilizar su imagen con medios
publicitarios sin su autorización.

Durante los años que paso en Luna, usualmente se comunicaba
con los medios y su equipo de apoyo a través de un teléfono
móvil.

La vida en un árbol.

Este bosque único en el mundo crea su propio microclima,
compuesto de árboles de 100 metros de largo y 2000 años de
antigüedad. Las condiciones extremas a las que estuvo
expuesta Julia Batterfly a causa de lluvias y los fuertes
vientos, como así también las enfermedades, heridas e
infecciones que sufrió atentaron con poner fin a su misión.

La parte mas dramática de su historia tuvo lugar durante
una furiosa tormenta, en la que estuvo a punto de caer de
Luna, cuando estaba próxima a rendirse y caer desde mas de
100 metros de altura, ella escucho lo que posteriormente
llamo “la voz de luna”, diciéndole que dejara de
resistirse a la tormenta y que se deje llevar. Julia dice
que escucho una voz que dijo “solo las ramas rígidas se
rompen, las flexibles sobreviven”. En completo abandono
Julia dejo de luchar contra las fuerzas de la naturaleza, y
siguiendo los consejos escuchados se aproximo a ramas mas jóvenes
y de esta manera logro no abandonar su misión.

Durante su estadía de casi 2 años en Luna ella tuvo que
afrontar varias afecciones, incluyendo un virus en los riñones
y dolorosos sabañones. Ella confió plenamente en las
medicinas naturales incluyendo algunas que provenían de
plantas que se encontraban en las cercanías de Luna, que le
eran proporcionadas por su equipo de apoyo.

Con respecto a su relación con los animales, ella nos
cuenta que los insectos fueron sus mayores maestros, en una
oportunidad una araña cayo sobre su cara y fue en ese
momento en el que se dio cuenta que las arañas son también
parte integral del bosque, y tienen un propósito más
importante que el de ella para estar ahí.

Además de los peligros naturales, Julia tuvo que enfrentar
a los generados por la compañía Pacific Lumber. Entre sus
practicas disuasivas se contaban los vuelos razantes en
helicóptero por la cima de Luna que en mas de una
oportunidad le podrían haber causado la muerte (como sucedió
con David Chain que en 1998 que murió a causa de que
derribaran un árbol cercano al que el se encontraba subido)

Julia cuenta que las tácticas disuasivas utilizadas por
Pacific Lumber tuvieron un efecto boomerang y en lugar de
hacerla rendirse le dieron mas fuerza y convencimiento de
que debería seguir adelante con su tarea.

Finalmente tras 2 años de ardua lucha, Julia logro que se
llegara a un acuerdo con Pacific Lumber que consiste en
preservar a Luna y todos aquellos árboles que se encuentren
en un radio de 60 metros a la redonda.

Si consideramos que cada árbol esta valuado en 50.000 dólares,
salvar a todo los secuoyas del norte de California costaría
miles de millones de dólares, no obstante al llegar a un
acuerdo con Pacific Lumber se sentó un precedente que puede
hacer de catalizar y mover a muchas otras personas a
involucrarse en el salvamento y la protección de antiguos
bosques

En diciembre de 1999 Julia descendió de Luna en una gran
ceremonia, y desde entonces ella dice que continua con una
dieta que esta basada enteramente en alimentos crudos y sin
cocinar. Además publico un libro titulado “El legado de
Luna: la historia de un árbol, una mujer y la lucha por
salvar a las secuoyas” que fue impreso en
SmartWoodCertified, lo cual significa que además de ser
papel reciclado, no se ha destruido ninguna selva ni se ha
dañado el medio ambiente para hacer el libro.

El dinero conseguido es donado a la fundación Circulo por
la Vida, la cual ayudo a fundar, que se dedica a realizar
acciones directas a favor de preservar las selvas y bosques.

Para contactarse con julia lo puedes hacer a través de
www.circleoflifefoundation.org.

http://www.lareserva.com/noticiasn/medioambiente/2001-01-secuoyas.html

http://controlve.blogspot.com/2007/02/julia-butterfly-hill.html

http://www.terra.org/articulos/art00399.html

VER:
el tiempo se volvió precioso….

Anuncios