Tanto que sentir
Alejandro Filio

Perdón por no tocar la puerta
es que siempre fuimos dos llamando

perdón por no matar, tu ausencia
es que siempre fuimos dos esperando

Mientras la luz pasaba
por tu espalda y hasta el corredor,

entre sabanas muertas,
no eran ciertas las de la pasión

Que te puedo pedir? que no de yo…
hay tanto que sentir , y hacer canción

Perdón por no acudir al centro
fue de pronto y me perdí buscando
Perdón por destruir tu espejo
hace tiempo que lo vengo usando

Para dar tu con huella,
dos estrellas se volvieron mil
y entre tanto la noche,
con sus voces se adueño de mí

que te puedo pedir?
que no de yo!
Hay tanto que sentir
y hacer canción.



Es todo
Alejandro Filio

La tarde, la alborada, dos palabras, unas manos
que se sueltan, tu mirada y un adiós;
la lluvia, mi silencio, tus recuerdos, unos pasos
que se alejan y este amor que terminó.

Es todo lo que puedo recordar
de aquella despedida, aquel final.
La gente que camina, mil espejos en la tierra,
alguna iglesia y frío a mi alrededor.

Un arbol que se queja, dos palomas que se mojan
un anciano que camina, un reloj,
la luna que se asoma mientras el sol agoniza,
una pareja que se besa, un vendedor.

Es todo lo que puedo recordar
de aquella despedida aquel final.
Un algo que me dice que esta vez es para siempre
y esta lluvia que acompaña mi dolor.

Tu cuerpo que se esfuma entre las gotas que revientan,
el olor de lo mojado, un vendaval,
las hojas que te siguen como pidiendo que vuelvas
pero es claro que esta vez no escucharas.

Es todo lo que puedo recordar
de aquella despedida aquel final.
Y mientras todo llueve yo me alejo y me pregunto
si algún día te conseguiré olvidar.

Anuncios