https://i2.wp.com/mural.uv.es/romona/Imagenes/Quadres/un_nuevo_amanecer.png
Imagen de aquí! …

 

Araré, araré, araré el aire

y sembraré el viento

plantaré un sentimiento

araré, araré, araré el alma

y sembraré un canto,

plantaré una esperanza

araré, araré, araré el alba

y sembraré auroras,

plantaré el horizonte
.

Ay, el sentir, el querer, el soñar no se  toca,

lo mejor no se toca, lo más grande en la vida

y cuando me pides tocar la canción ¿cómo haría?

no hay canción que se toque

son invisibles, son intocables, son intangibles

como el amor que es música en el alma

como el querer oxígeno al espíritu

como el amor que es música en el alma

como el querer oxígeno al espíritu

araré, araré, araré el desierto

sembraré un bosque, le daré

agua del llanto del mundo
.

hay que alma tan infeliz la del que arranca selvas

los pulmones del mundo, la guitarra y la quena

la alegría y la pena, mi querer mas profundo

como el amor que es música en el alma

como el querer oxígeno al espíritu

como el amor que es música en el alma

como el querer oxígeno al espíritu
.

Como el amor defiende sus derechos

como querer oxigeno en el pecho

como sentir aromas en la selva

quiero heredar lo mismo que me dieron

oye maderero, primero se sincero

mira a tus nietos, ellos dirán de viejos

cuando era niño pude conocer un árbol

habían tantos que mi abuelo los talaba

cuando era niño pude conocer un árbol

habían tantos que mi abuelo los talaba

por camionada, nada, nada

ahora no queda nada,

loco, loco, loco,

ni un árbol junto al otro

nada, nada, nada,

ahora no queda nada,

loco, loco, loco,

ni un árbol junto al otro

 

Arare el aire,

Salvador Cardenal Barquero,

Nicaragua.