“Quiero creer que la gente tiene un instinto por la libertad,
que quieren controlar sus vidas de verdad.
No quieren que les presionen, que les manden, que les opriman, etc.,
y quieren una oportunidad para hacer cosas que tengan sentido.

No sé cómo probar esto.

En realidad es más una esperanza de que las personas son así,
de que si las estructuras sociales cambian lo suficiente,
esos aspectos de la naturaleza humana saldrán a la luz.”