CARTAS A LOS ADOLESCENTES DE CUALQUIER EDAD

Nuestros jóvenes, recién jóvenes, nos gritan desconcertados:

“¡Es tiempo de hacer algo!”.

 

 

 

 

 

¿Qué podemos decir nosotros que no sabemos

cómo hemos llegado a esta situación dramática?

¿Qué podemos aconsejar si acabamos de abrir los ojos

a una realidad cruel y despiadada?

 

 

INCERTIDUMBRE.  CARTA DE JOAN SURROCA  

  

 

 

– JOAN SURROCA –

 

 

Querida B.,

 
Tu instituto me invitó y mis palabras agitaron tu sensibilidad tan
propia de los catorce años. Viniste a casa para seguir conversando
sobre tus inquietudes y sobre el futuro que nadie ve claro. Me sentía
interpelado por tus sorprendentes ojos verdes de trigo de abril.

 

 

 

 

A
menudo, los mayores no sabemos dar respuestas porque hemos sido torpes,
nos hemos equivocado y sabemos que os dejamos un mundo inaceptable. Te
escribo a ti, y a todos los adolescentes, en un intento de resumir lo
que necesitaría libros para explicarme con corrección. Te lo digo
claramente: nada puede tener solución con el actual sistema económico.

 

 

 

 

 

Si
quieres dar sentido a tu vida, lejos del vivir pasivo de tantas
existencias, dedícate a poner en evidencia las contradicciónes de
nuestra organización económica. Busca estrategias no violentas para
acabar con el robo a gran escala provocado por la banca, los negocios
siempre sucios del tráfico de personas, de armas y de droga y de los
especuladores de los vienes de la tierra que son de todos.

 

 

 

 

El
capitalismo fomenta que afloren los rincones más oscuros de la
naturaleza humana. Rousseau tenía razón: el hombre es esencialmente
bueno y no te creas que el hombre es un lobo para el hombre como
predicaba Hobbes.

La
gente sencilla, la gente que no tiene casi nada, sea de donde sea,
suele ser generosa y en los ojos lleva la marca de la bondad. La
codicia nos lleva al abismo de la deshumanización.

 

 

 

 

Coopera
con toda la fuerza de que seas capaz para cambiar un sistema malvado y
no te entretengas poniendo parches, como tantos hemos hecho
equivocadamente, porque alegrarás a los poderosos cuando te vean
anulada con el hueso que ellos, hábilmente, te habrán lanzado.

Que
nadie te tape la boca con discursos sobre la bondad de nuestra
democracia inexistente. Estamos en una plutocracia donde gobiernan los
ricos y poderosos. Sé valiente para resistir la forzosa soledad con la
que vivirás.

 

 

 

 

 

No
te dejes encasillar nunca tal como pretenderán aquellos que ignoran que
el pensamiento necesita libertad. Son los mismos que se pondrán
nerviosos cuando remuevas las tranquilas aguas en que navegan.
Esfuérzate con pasión si admitir nunca que el fin justifica los medios.
Nunca.

 

 

 

 

 


fuerte porque, si actúas así, todos aquellos a los que molestarás,
incapaces de encontrar argumentos, te descalificarán directamente y te
acusarán de querer quedar por encima del bien y del mal. Cuando
escuches eso, te recomiendo que no te gires. Míralos compasivamente y
tú ya sabrás que también vives en el mal a pesar de buscar el bien,
porque el que vive plenamente el bien -en un mundo tan cruel, injusto y
depredador- forzosamente vive privado de libertad física.

 

 

 

 

 

Busca
el equilibrio para no dimitir nunca. Vive con entusiasmo y, a pesar de
todo, celebra la vida en comunión con todos los seres, especialmente
con las personas queridas. Dedica tiempo a contemplar silenciosamente
el firmamento desde un punto elevado, sin contaminación y, desde este
lugar limpio, mira las estrellas y ellas te ofrecerán soluciones a
algunas de las preguntas que yo no he sabido responder.

Con mis mejores deseos.

 

 

 

  

 

“LUGARES COMUNES” 

 

 

 

 

 

Maravilloso discurso dejado por Algo en “Claves para la liberación”. Discurso que pertenece a la película “Lugares Comunes”, dirigida por Adolfo Aristarain, película basada en la novela “El Renacimiento” de Lorenzo F. Aristarain.

 

El
año que viene casi todos Vds serán profesores de Literatura, no saben
demasiado pero lo suficiente para empezar a enseñar. No es eso lo que
me preocupa, me preocupa que tengan siempre presente que enseñar quiere
decir mostrar. Mostrar no es adoctrinar, es dar información, por lo
tanto, también enseñando el método para entender a analizar, razonar y
cuestionar esa información.

 

 

 

 

 

Si
alguno de Vds es un deficiente mental y cree en verdades reveladas ,
dogmas religiosos o doctrinas políticas, sería saludable que se
dedicaran a predicar en un templo o desde una tribuna. Si por
desgracia, siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el
pasillo antes de entrar al aula.

No
obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria, eso no sirve, lo que se
impone a la fuerza es rechazado en poco tiempo, se olvida. Ningún chico
será mejor persona por saber de memoria el año en que nació Cervantes.
Pónganse como meta enseñarles a pensar, que duden, que se hagan
preguntas. No les valoren por sus respuestas, las respuestas no son la
verdad, busquen una verdad que siempre será relativa.

 

 

 

 

 

Las
mejores preguntas son las que se vienen repitiendo desde los filósofos
griegos, muchas son de lugares comunes pero no pierden vigencia: ¿qué?,
¿cómo?, ¿dónde?, ¿cuándo?, ¿por qué?. Si en esto admitimos también que
la meta es el camino como respuesta no nos sirve, describe la tragedia
de la vida pero no la explica.

Hay
una misión, un mandato, que quiero que cumplan. Es una misión que nadie
les ha encomendado, pero que yo espero que Vds como maestros se la
impongan así mismos: DESPIERTEN EN SUS ALUMNOS EL DOLOR DE LA LUCIDEZ,
SIN LÍMITES, SIN PIEDAD.

 

 

 

 

 

 NO TEMAS SER DIFERENTE

 

 

Comentario dejado por Anako en “Contrato social criminal” a CRL.

 

CRL, cariño, realmente tu comentario me conmueve.


que para vosotros es difícil, quizá mucho más que para nosotros, los
entrados en más años, salir de la matriz de la mentira. Porque habéis
nacido de pleno en ella.
Me emociona encontrar jóvenes -tan jóvenes- abiertos a ver la realidad.
Sé que es difícil, pero no imposible. Tengo algún caso bien cercano que
me lo demuestra.

 

 

 

 

 

Te
aconsejaré lo mismo que hice con la persona a la que me refiero.
Infórmate, lee, que no te dé pereza. Estudia, aunque no como una
máquina de repetición: cuetiónate. Sé capaz de torear al sistema
dudando de él. Desarrolla la intuición, el sexto sentido. No olvides
cierta prudencia. Aplaca la impulsividad y alimenta la rebeldía sana.
Infórmate, infórmate, infórmate. Pero, sobre todo, pregúntate. No dejes de hacerte preguntas.

 

 

 

 

 

Saber es la manera de no ser manipulado.

Y
como muy sabiamente dices, no busques “ídolos” que te saquen -nos
saquen- de esto. Ten tu conocimiento y tu intuición bien alimentados y
haz caso de ellos.

No dudes en reconocer errores -TODOS los cometemos-. APRENDE DE ELLOS. Son las más grandes lecciones.
No temas ser diferente. Muchos lo somos. Todos podemos serlo.
Y, no pierdas la chispa.

 

 

 

 

De
los demás, bueno… todos encontramos grandes obstáculos trantando de
abrir los ojos a otros. Nadie ha dicho que sea un fácil paseo. No
desistas, pero no te ofusques, ni insistas con quienes demuestran ser
impermeables. Ya llegará su momento.
Cada cual vive con un “ritmo” diferente.

Un grandísimo abrazo.

 

 

 

  VISITE:

El Proyecto Matriz / The Matrix Project

La VERDAD nos hará LIBRES / The TRUTH will set us FREE

Anuncios