“En lo sucesivo, ustedes estarán bajo el control del mercado financiero”

HANS TIETMEIER

 

 

 

 

 (Presidente del Bundesbank,

en el World Economic Forum de Davos 1996

dirigiéndose a los primeros ministros y ministros allí reunidos)

 

 

 

 

 

“Un hombre que es presa constante del miedo a perder su empleo,

 

su salario y sus derechos, no es ya un hombre libre.

 

 La privatización del Estado destruye la libertad del hombre,

 

 aniquila la ciudadanía”.

 

 

JEAN ZIEGLER

 

 

 

(“Los nuevos amos del mundo”:  “La muerte del Estado”)

 

 

  

    

 

 

 

Privatización y , lo que se ha dado en llamar globalización son dos fenómenos que van estrechamente ligados.

Pero, ¿qué es realmente la
globalización – o mundialización si se utiliza el término francés-? 
¿Cuándo nació?  ¿Con qué objetivos?  ¿Realmente es ese fenómeno mágico
que había de venir a salvar al mundo de si mismo? ¿O todo es un mito
creado por los interesados y difundido por los medios que aquellos
poseen? ¿Por qué este afán privatizador?  ¿Qué finalidad tiene? 
¿Cuáles son sus consecuencias?

Estas cuestiones y muchas otras podrían
dar lugar a una búsqueda, reflexión, análisis y debate largo e
infinitamente interesante. 

Daremos algunas pinceladas tomando
ideas de aquí y allá rubricadas por personajes demostradamente críticos
–para difundir lo que todos ya sabemos, sobran fuentes “informativas”-.

 

 

 

 

“La
globalización es un fenómeno que pretende ser únicamente económico y
pretende serlo con mucha arrogancia. En realidad, pretende ser la única
fórmula económica que funciona, basándose en el principio del
neoliberalismo”.

“Esta idea fue desarrollada originariamente por un grupo de economistas estadounidenses […] en
los años 70.  Pensaban que el Estado, a lo largo del siglo XX, había
tenido la tendencia a extenderse demasiado, a ocupar mucho espacio y
que por consiguiente, había que reducirlo. […] El Estado debía vender o sea privatizar”.    

“Ese Estado [benefactor de la sociedad] tenía que desaparecer. […] Entonces se desarrolló la tesis de que había que privatizar todo lo que pertenecía al Estado”.

Ignacio Ramonet (doctor
en Semiología e Historia de la cultura, catedrático de Teoría de la
comunicación, Especialista en geopolítica y estrategia internacional y
consultor de la ONU,  ha sido director de Le Monde Diplomatique desde
1990 hasta este mismo año, 2008 )

 

 

 

 

 

“La
intención de los privatizadores es transparente y por completo conforme
a la ideología ultraliberal: desmantelar los servicios públicos a fin
de dejar el campo libre a las empresas privadas que trabajan en este
sector. […] Por su
parte, la mayoría de  los gobiernos adictos al desmantelamiento de los
servicios públicos, asiste, pasiva, a este saqueo”.

Jean Ziegler (Doctor en Ciencias Políticas, Economía y Ciencias Sociales; comisionado especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación)

 

 

 

 

 

“El primer país donde se aplicó fue en el Chile de Augusto Pinochet […] Se aplicó después en el Reino Unido, en Inglaterra, con el gobierno de Margareth Thatcher en 1979  […] 
En 1980 ganó las elecciones Ronald Reagan, quien introdujo en los
Estados Unidos esta teoría de la globalización y la aplicó en todas las
instituciones controladas por los Estados Unidos, como son el Fondo
Monetario Internacional y el Banco Mundial. A partir de ese momento,
controlando a estas instituciones, la globalización comenzó a
extenderse a todos los países”. 
Ignacio Ramonet

 

 

 

 

 

 

 

 

Los tentáculos de
estas dos organizaciones, junto la creada años después, la Organización
Mundial de Comercio (OMC), llegan a todos los rincones del mundo. 
También al tuyo. Y los medios de desinformación
han edulcorado y divinizado su labor: organismos de “ayuda al
desarrollo”.  Lo que no aclaran es que la ayuda es al desarrollo de la
globalización.

 

 

 

 

 

 

 

 

“Ahora al imperialismo le llaman globalización”

 

 

EDUARDO GALEANO

 

 

 

 

 

 

 

“Todos
los medios de comunicación repetían constantemente a la gente que se
trataba de fórmulas mágicas, que iban a permitir a las sociedades la
entrada en la modernidad, en el desarrollo, en la riqueza para todos.”
  
  Ignacio Ramonet

 

“El
tema de la comunicación mediática internacional está funcionando como
el aparato ideológico de la globalización, como la maquinaria de
propaganda de la globalización”.

“La
OMC es uno de los motores de la globalización y es la que dice a los
países cómo deben comportarse para abrirse a los capitales extranjeros,
cómo sacrificar a sus trabajadores para que se puedan instalar las
empresas que no respetan los derechos laborales, que dan sueldos de
miseria, que ofrecen puestos de trabajo-basura y que dicen que esto es
bueno para el país.”  
  Ignacio Ramonet

 

 

  

 

 – Maquiladoras

 

 

“La
“lógica” de la globalización impone la eliminación de todo lo que puede
frenar los intercambios comerciales: aranceles aduaneros, tasas, leyes
y reglamentos proteccionistas del mercado interno, etc.”

“La
globalización es sinónimo de privatización de todo lo que generalmente
controla el Estado (electricidad, teléfonos, agua, energía,
ferrocarriles, autopistas, compañías aéreas, educación, salud, recursos
naturales, minerales, biodiversidad, etc.)”   César Jerez  (Coordinador de Agencia de Prensa Rural)

 

 

 

 

  

 

 

 

  

 

 

“Los
inversionistas y gobiernos de Europa y EEUU han presionado al resto del
mundo para que desregulen sus economías, abran sus sistemas financieros
y privaticen empresas lucrativas públicas”.  [A poder ser, ya saneadas]

“La
persistencia de los regímenes neoliberales y la introducción de medidas
neoliberales novedosas y más radicales han acelerado la privatización y
la desnacionalización de las economías, y han propiciado el proceso de
despidos masivos de los trabajadores del sector público y del privado”.

“Es intensa la presión para que la producción sea mayor con menos trabajadores que ganan salarios más bajos”.

 “Las
privatizaciones hacen “progresar” los indicadores macroeconómicos a
expensas de los trabajadores asalariados… significa la precarización
del trabajo y la pauperización del nivel de vida en general y la
eliminación de servicios públicos sociales”. 
César Jerez  

 Es decir, el “mercado” –como la banca
de un casino-  nunca pierde. Lejos de ello sigue aumentando sus
ingentes beneficios a costa de la vida de los trabajadores.

 

 

 

Depauperados

 

 

“Tenemos
que pensar que la globalización es un proceso de dominación y
apropiación del mundo. La dominación de Estados y mercados, de
sociedades y pueblos, se ejerce en términos político-militares,
financiero-tecnológicos y socio-culturales”.

“La
apropiación de los recursos naturales, la apropiación de las riquezas y
la apropiación del excedente producido se realizan -desde la segunda
mitad del siglo XX- de una manera especial, en que el desarrollo
tecnológico y científico más avanzado se combina con formas muy
antiguas, incluso de origen animal, de depredación, reparto y
parasitismo, que hoy aparecen como fenómenos de privatización,
desnacionalización, desregulación, con transferencias, subsidios,
exenciones, concesiones, y su revés, hecho de privaciones,
marginaciones, exclusiones, depauperaciones que facilitan procesos
macrosociales de explotación de trabajadores y artesanos, hombres y
mujeres, niños y niñas. La globalización se entiende de una manera
superficial, es decir, engañosa, si no se le vincula a los procesos de
dominación y de apropiación.”

Doctor Pablo González Casanova 
(Sociólogo mexicano. Presidente de la Asociación Latinoamericana de
Sociología. Condecorado por la UNESCO en 2003 con el Premio
Internacional José Martí por su defensa de la identidad de los pueblos
indígenas de América Latina)

 

 

 

 

 

 

 

“Uno de los objetivos que van cumpliendo a la perfección

 

es la eliminación del Estado y de lo público”.

 

 

FRANÇOIS HOUTART

 

 

“La
privatización del mundo debilita la capacidad normativa de los Estados.
Pone bajo tutela a los parlamentos y a los gobiernos. Vacía de sentido
a la mayoría de las elecciones y a casi todas las votaciones populares.
Priva de su poder regulador a las instituciones públicas. La
privatización mata la ley”.

“Un
nuevo poder está en camino de afirmarse: el poder de intimidación que
ejercen los depredadores en  contra de los gobiernos, los parlamentos,
los tribunales y las opiniones públicas que han sido constituidos de
forma democrática”.

“Los despidos masivos ponen en evidencia el poder de intimidación del que –cada vez más- disponen las empresas deslocalizadas”.

 

 

 

– Deslocalización – 

 

 

“El
desalojo de la política por el mercado, se traduce así en el hecho de
que el Estado nacional pierde de forma progresiva su capacidad para
recuperar impuestos, estimular el crecimiento y asegurar a través de
ello las bases esenciales sobre las que descansa su legitimidad […]  Confrontados
con el riesgo permanente de ver cómo los capitales se dan a la fuga,
los gobiernos nacionales emprenden una enloquecida carrera que les
lleva a la desregulación determinada por la reducción de los costes,
desregulación de la cual resultan beneficios obscenos y diferencias
inauditas entre los salarios, el aumento del paro y de la marginación
social para una población pobre cada vez más numerosa e importante”.

“Los
Estados, incluso los más poderosos, se ven obligados a ceder en su
territorio, a través de sus políticas presupuestarias y fiscales, a las
imposiciones de las sociedades financieras o industriales
transnacionales. Si no lo hacen, corren el peligro de ser de inmediato
sancionados con el cese de las inversiones internacionales y con la
fuga masiva de capitales”.

 Jean Ziegler (Doctor en Ciencias Políticas, Economía y Ciencias Sociales; comisionado especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación)

 

 

 

 – Despidos masivos –

 

 

“El
mercado como un poder real en la sociedad ejerce su dominación de
manera despótica, excluyente y represiva extendiéndose de manera
imperial sin cesar a todas las relaciones humanas, reproduciendo los
estándares del miedo, la inseguridad, la competencia despiadada y la
violencia entre los individuos”.

“Por
mercado, debe entenderse como una serie de entes concretos y no
abstractos que entrañan intereses determinados principalmente por las
corporaciones empresariales y que son impuestos de manera vertical al
resto de la sociedad a través de la publicidad y la incitación al
consumismo exacerbado. Con esta idea se rompe el mito de que  una “mano
invisible” es quien controla al mercado”.

Isaac Enriquez Pérez  (Sociólogo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.)

 

 

 

 

 

¿Y EUROPA?

 

 

 

 

 

 

“Europa
hasta ahora sólo ha servido para liberalizar, privatizar y crear un
gran mercado que únicamente favorece a los grandes mercaderes y a los
notarios”.

“Realmente
nunca interesó un ente político y democrático con poder, sino un
entramado burocrático destinado a liberalizar y no a defender los
aspectos y conquistas sociales que pertenecieron al interior de cada
Estado”. 
Carlos Martínez García  (politólogo, coordinador de la comisión AGCS-OMC-SSPP de ATTAC España)

 

 

 

 

 

Tanto la fallida Constitución Europea –gracias al análisis y pensamiento crítico de franceses y holandeses- como el Tratado de Lisboa
–aprobado en España aprovechando la distracción social que genera un
evento como la semifinal de un campeonato europeo de fútbol- , y el
trayecto de esta Europa, no de los pueblos sino de las corporaciones y
el mercado; todo hace pensar que se están terminando de atar cabos
sueltos para –como dice un artículo de ATTAC– :

  • “Defender los intereses de
    las corporaciones aún a costa del desarrollo sostenible, de la
    protección  ambiental, de la cohesión social o de la misma democracia.

  • Promover el mutuo
    reconocimiento de los estándares sociales, laborales y ambientales ya
    existentes, en lugar buscar  su armonización a el  nivel más alto en la
    UE.

  • Orientar prioritariamente la legislación y las actuaciones de la UE hacia la mejora de la competetividad de las empresas.”

“Estas
políticas liberales conllevan: disminución del gasto público en
sanidad, educación, cultura y prestaciones sociales,  un empeoramiento
de las condiciones de trabajo de los empleados de los servicios
públicos (precariedad laboral, despidos masivos, bajos sueldos, horas
extra y falta de calificación)”.

 

 

 

 

Se privatizan todo tipo de servicios:
correos, telefonía, transportes públicos, ferrocarriles, sanidad,
educación, jubilaciones, planes de pensiones, agua, alimentos,
producción de semillas, biodiversidad, naturaleza, …  Bienes básicos,
imprescindibles para la vida, quedan en manos de sociedades
transnacionales que dominan todas estas áreas. Muchas de ellas tienen
en su cúspide  los mismos nombres propios que son quienes ejercen el
gobierno absoluto del mundo desde la sombra.

 

Como explica François Houtart  (Sociólogo,
sacerdote de la teología de la liberación, Profesor emérito de la
Universidad Católica de Lovaina, director del Centro Tricontinental,
secretario ejecutivo del Forum Mundial de Alternativas, miembro del
Consejo Internacional del Forum Social Mundial de Porto Alegre y
presidente de la Liga Internacional por el Derecho y la Libertad de los
Pueblos) en el capítulo “Otra moral es posible” de “Voces contra la
globalización”, “todo lo que
se pueda privatizar será privatizado. Ya hay compañías que están
capturando el oxígeno en los bosques de Ecuador para ponerlo en bombas
y llevárselo”.

Se patentan (privatizan) incluso
plantas medicinales de las selvas tropicales. Remedios para la
diabetes, la hipertensión, … de los que se adueñan grandes y conocidas
multinacionales.

 

 

 

 

“Las sociedades [civiles]
ya no cuentan con un poder político representante del bien común y del
interés general, sino que existen gobiernos ligados a las cúpulas
empresariales nacionales y extranjeras que se encargan de desintegrar
los vínculos comunitarios y de reconvertir los bienes y servicios
públicos en mercancías tras fuertes procesos de desagregación y
desnacionalización de dichas sociedades”. 
Isaac Enriquez Pérez  (Sociólogo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.)

 

 

 

 

“Por
encima de los gobiernos, de los parlamentos, de los jueces, de los
periodistas, de los sindicatos, de los intelectuales, de las Iglesias,
de los ejércitos, de los científicos reinan de este modo los mercados
financieros”. 
Jean Ziegler  (Doctor en Ciencias Políticas, Economía y Ciencias Sociales; comisionado especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación)

 

A través de las privatizaciones, el Estado se convierte –como dice Ziegler- en un “Estado desahuciado”.

Frente a los mercados financieros y
bursátiles y las grandes corporaciones e instituciones “globales”, deja
de ser el “padre protector” y se convierte en el “Saturno que devora a
sus hijos” en un acto de canibalismo social impuesto por aquellos.

 

 

  – Canibalismo social

 

 

“No
habría nada de intrínsecamente malo en esta lógica si se aplicara sólo
a la producción de perfumes, trajes de gala o coches de lujo. Muy
diferente es la situación cuando las empresas privadas gestionan
servicios básicos como la sanidad, el agua, la electricidad o el
transporte: sencillamente se arrebata a los pobres medios fundamentales
de subsistencia”.
(ATTAC)

 

 

 

 

 

 

Y, ¡OJO!,  a golpe de una de estas
“crisis” –tras un despido masivo o en condiciones de precariedad
laboral- cualquiera, cualquier ciudadano de a pie, puede sufrir graves
consecuencias.

Tal vez no sólo es el poder económico
lo que les mueve, sino la posibilidad de eliminar además las masas
sociales con potencial capacidad de rebelarse.  La privatización acaba
con la fuerza que confiere la unión. El miedo en situaciones laborales
precarias es el gran paralizador.  

 

 

“Las masas humanas más peligrosas son aquellas

en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…

 del miedo al cambio”  

 

 

”Nuestro enemigo principal es el miedo –dice Eduardo Galeano– . Y
lo tenemos dentro. Somos prisioneros del miedo. En la medida en que el
mundo pueda liberarse de esta presión del miedo va a poder ir saliendo
de la trampa en la que está metido y va a poder sobrevivir con
dignidad. Porque el miedo nos condena a una vida indigna fundada en la
aceptación de lo inaceptable”.

 

 

 

 

 

 ”Estáis perdidos si olvidáis  que los frutos son de todos

y que la tierra no es de nadie”

 

JEAN-JACQUES ROUSSEAU

Anuncios