Pasa la tarde…
Trozos de cielo rojo
entre las ramas…

haiku de Pedro!

http://www.zonalibre.org/blog/MITRIBUURBANA/archives/bosque%20rojo.jpg


  



BERNY, MANUEL y NESTOR acaban de graduarse del colegio y

no tienen un plan definido para lo que viene de sus vidas.


Inseguros sobre las oportunidades que Costa Rica les presenta,


los muchachos deciden concentrarse en hacer lo único que


parece certero, buscar muchachas, ir a fiestas y sacarle el jugo a


las celebraciones de fin de año. Sin embargo, durante el curso de


los siguientes dias, eventos claves en la vida personal de cada


uno de ellos conspiran para complicarles la existencia.


Cuando su novia decide terminar con él, Berny comienza a
dudar sobre sus planes de atender la universidad en Los
Angeles, con esperanzas de arreglar la relación. Y en el medio de
una crisis de identidad cortesía por adultos preocupados
("Qué vas a hacer con tu vida?"), Manuel vive bajo el acecho de su
mamá quien lo interroga a diario buscando una respuesta que
él no tiene. A ésto se suma Nestor, el cuarto del grupo quien tiene
su propia perspectiva idealista que busca arreglar el pais.

Cuando la confusión gobierna en un país donde uno solo no

puede hacer un cambio, el espíritu rebelde explota…

El Cielo Rojo
Cine joven de y para los ticos.


El director de la nueva película costarricense, Miguel Gómez nos habla de su film en entrevista.
fragmento de entrevista de   Natalia Rodríguez Mata
nrodriguez@redcultura.com



El Cielo Rojo es la ópera prima del joven director
Miguel Gómez, quien estudió cine en Estados Unidos (New York Film
School y UCLA). Filmada en nuestro país con actores ticos, la mayoría
sin experiencia en actuación, es la primera película de corte juvenil
que se produce en Costa Rica, fiel al slang del joven promedio tico,
que sin caer en lo “pachuco”, dice “mae”, “vara” y hasta una que otra
malapalabrilla.


Filmada en video de alta definición, la película
dura 80 minutos y fue editada en el último año, inclusive en ratos en
que su director trabajaba como asistente del departamento de arte en el
film de Jon Favreau "Iron Man", el cual rompió taquillas este año.  “Yo
llevaba el disco duro mientras estaba trabajando en Iron Man y cuando
había chance editaba. Entonces pasaba un “mae” ahí de efectos visuales
y me daba consejos, me ayudaban entre todos”.


Con 25 años de
edad, Miguel afirma que el secreto para lograr las cosas en la vida
está en “querer incomodarse”. “Yo no me hubiera ido a estudiar cine
fuera si hubiera pensado en quedarme cómodo. Me fui a México, pero
Julieta Venegas y el mae de Resorte me convencieron de irme a Los
Angeles. Uno tiene que querer incomodarse, si uno se queda esperando el
momento justo para que las cosas pasen, nunca hará nada. Yo no me
sentía listo para hacer mi primera película, creo que nunca me sentiría
listo, pero diay, la hice y ya”, dice con toda lucidez.


“Ahora
es esperar a ver qué dice la gente. El otro día estaba en el cine y
pusieron el tráiler. Se hizo un silencio y yo me hice pequeñito, me
sentía malísimo. La gente aplaudió al final y yo hasta sentí un alivio”.


La
honestidad y sencillez se percibe en cada una de las palabras de
Miguel. Veinticinto años y una película a su haber, no está nada mal.
De esa aventura de la que fue director, escritor y co- productor, nos
cuenta más detalles.



¿Por qué hacer una película de
una realidad tan cotidiana, de muchachos sin ninguna cualidad digamos
que excepcional, tan “normales”, para decirlo de alguna manera?

La
respuesta más fácil es esta: es más fácil contar algo de lo que uno ha
sido parte que tratar de contar una historia que nada tiene que ver con
uno. También porque quiero promover la cultura del país de donde vengo.
Yo estudié cine en Estados Unidos. Ellos no están expuestos a la
cultura de uno, en cambio uno sí está acostumbrado a muchos aspectos de
su cultura. La Noche del Prom (la fiesta de graduación), por ejemplo,
es lo más normal para ellos, y uno está expuesto, lo asimila y hasta
cierto punto lo ve como normal. Es entonces normal para mí querer
mostrar la realidad de los muchachos y muchachas de Costa Rica.


Creo
que las mejores historias que uno puede contar son las historias que
uno ha vivido y la perspectiva de uno lo hace más real y más creíble.
El Cielo Rojo tiene mucho de lo que yo he vivido.




Por el trailer uno podría pensar que el
argumento de El Cielo Rojo es un poco existencial, de muchachos
filosofando sobre la vida y su futuro, pero has dicho en otros espacios
que no es así. ¿De qué se trata más específicamente la película?

El
film tiene muchos elementos autobiográficos y también de la realidad
nacional que en de alguna manera me afectaron. Lo empecé a escribir en
Costa Rica una noche y a los seis meses lo escribí todo completo ya en
Estados Unidos. No es de jóvenes filosofando, pero es mucho desde el
punto de vista de nosotros los jóvenes, de muchachos como yo y las
cosas normales que vivimos.

leer completa en http://www.redcultura.com

  

Anuncios