https://i1.wp.com/www.radiomundial.com.ve/yvke/files/img_noticia/t_carta_turiamo_737.jpg


Grabado entre los estados Portuguesa y Aragua, Un golpe y una carta nos
relata en primera persona los detalles nunca contados de como salió al
mundo la carta de un presidente preso un 13 de abril de 2002 en
Venezuela. Esta carta recorrió el país en horas, encendiendo la chispa
de la rebelión.

Durante un Golpe de Estado un humilde soldado
de una aldea de los Llanos se ve enfrentado a si mismo como nunca soñó.
Juan deberá tomar la decisión más importante de su vida. ¿Que puede
hacer un individuo frente al engranaje de una poderosa maquinaria
militar?

Una carta cambiará la historia de Venezuela. Y la de Juan Rodríguez. Para Siempre.

Dirección:  David Segarra
Guión: David Segarra, Vicent Chanzá y Vicente Forte
Imagen:  Vicent Chanzá
Producción:  Vanessa Vargas
Edición:  Thairon Martínez y Núria Vila
Música:  Ensamble Kaza-Be

https://i2.wp.com/www.librered.net/wordpress/wp-content/uploads/2009/02/golpe.jpg


A pesar de que un
periodista al servicio de la oligarquía venezolana haya recibido el
premio Rey de España de periodismo por un falso documento que ni rodó,
ni editó, ni nada, a pesar del fulminante despido del director de
Tribuna Americana de la Casa de América, a pesar de la prohibición de
Amnistía Internacional en Canadá, a pesar de tantos censores, la
difusión del documental "La revolución no será retransmitida" está
siendo un éxito que aúna la denuncia y el periodismo comprometido con
la realidad. Las críticas elogiosas se multiplican y se habla de
incluso un oscar.

De intentar ser un documento sobre la revolución y el
proceso social en marcha en Venezuela, el material rodado por Kim
Bartley y Donnacha 0’Briain se convirtió en un reportaje sobre un golpe
de estado más en Latinoamérica (se cuentan 283 golpes desde 1929 hasta
2001) que duró 47 horas.

Pero lo excepcional de la cinta, con la
capacidad fílmica de lo urgente, de un periodismo cívico que utiliza
los medios para denunciar lo injusto, es que las cineastas tuvieron
acceso a las reuniones del gabinete, filmaron el golpe, encararon el
ultimátum de bombardeo ; una vez dado el golpe filmaron al gobierno
golpista, presencian la toma del palacio por parte de la tropa de elite
y el momento en que se comunica a los golpistas que son prisioneros :
lograron una mirada desde el interior del golpe, antes, durante y
después del golpe.

Filmado con la visceralidad del que vive los
acontecimientos junto a los protagonistas y posee un medio de expresión
para la denuncia y la información con la pasión, el miedo y la valentía
que rasgan la retina de la cámara, el film es un ejercicio que denuncia
las malévolas capacidades manipuladoras de los medios privados y un
febril ejercicio de cómo se conspira contra un gobierno
democráticamente elegido.

 Dos aspectos centrales son, por un lado, la
clara manipulación de los sucesos de Puente Llaguno, y por otro, el que
muestra imágenes inéditas donde los canales de televisión confiesan
cómo organizaron el golpe junto a un sector del alto mando militar.

Tal
manifestación de golpismo convicto y confeso, jamás registrado en la
repleta lista de golpes latinoamericanos constituye un verdadero
impacto periodístico, semiótico y político.

Por David Franco Monthiel
Cadiz Rebelde, 19 de diciembre de 2003


Anuncios