Hola.

Estoy aquí para hablar de la importancia de elogiar, mostrar admiración y decir gracias haciéndolo de manera específica y auténtica.


Lo que me interesó en este tema fue algo que noté en mí desde que era una niña hasta hace unos años que sentía ganas de agradecer a alguna persona ganas de elogiarla. Quería aceptar sus elogios hacia mi pero no las dejaba hacerlo. Y me preguntaba, ¿por qué? Me sentía cohibida, avergonzada. Después mi pregunta cambió a ¿seré la única que hace esto? Y decidí investigar.


Tengo la suerte de trabajar en rehabilitación con personas que se baten entre la vida y la muerte por su adicción. A veces se debe a algo tan simple como que el dolor más grande es que el padre murió sin decirles lo orgulloso que se sentía de ellas. Y después escuchan por toda la familia y amigos que su padre les dijo lo orgulloso que se sentía de su hijo pero nunca se lo dijo a él. La razón es que él no sabía que su hijo necesitaba oirlo.


Me pregunto ¿por qué no pedimos las cosas que necesitamos? Conozco a un hombre con 25 años de casado que desea escuchar a su mujer decir: "Gracias por ganarte el pan para permitirme estar en casa con los niños" pero no se atreve a pedirlo. Conozco a una mujer que es buena en esto. Una vez a la semana se reune con su marido y le dice: "Me gustaría que me agradecieras por las cosas que hice en la casa y por los niños". Y él dice: "Oh, esto es grandioso, es grandioso". Y el elogio tiene que ser realmente auténtico y ella se hace reponsable de eso. April, una amiga mía desde el kindergarten da las gracias a sus hijos por ayudar con las tareas de la casa. Y dijo: "¿Por qué no agradecerles aún cuando sean sus obligaciones?"


Y la pregunta es, ¿por qué lo bloqueaba? ¿Por qué otras personas lo bloquean? Por qué puedo decir: "Quiero mi bistec medio cocido necesito zapatos talla 38", pero no me atrevo a decir: "¿Podrías elogiarme de esta manera?" Y se debe a que estoy entregando información crítica acerca de mi. Te estoy diciendo dónde soy insegura. Te estoy diciendo dónde necesito tu ayuda. Y te estoy tratando a ti, de mi círculo íntimo como a un enemigo. Porque, ¿qué podrías hacer con esos datos? Podrías ignorarme. Sacar provecho. O efectivamente podrías satisfacer mi necesidad.


Un día llevé mi bicicleta a la tienda de bicicletas donde ofrecen un servicio de rectificación de ruedas. El tipo dijo: "Cuando rectifica las ruedas hace que su bicicleta ande mucho mejor". Me devuelven mi misma bicicleta y le han quitado todas las ondulaciones de esas mismas ruedas que he usado dos años y medio, y se siente como nueva. Voy a plantearles un desafío. Quiero que "rectifiquen" sus ruedas: sean honestos con los elogios que necesitan escuchar. ¿Qué necesitan escuchar? Vayan con su esposa y pregunten, ¿qué es lo que ella necesita? Vayan con su marido y pregunten, ¿qué necesitas? Vayan a casa, pregunten y luego ayuden a quienes les rodean.


Y es simple. ¿Y por qué nos debería importar esto? Se habla de alcanzar la paz mundial. ¿Cómo alcanzar la paz mundial con tantas culturas, tantos idiomas? Creo que comienza hogar por hogar, bajo el mismo techo. Hagámoslo en nuestros patios traseros. Y agredezco a todos ustedes en el auditorio por ser grandiosos maridos, grandiosas madres, amigos, hijas e hijos. Y tal vez nunca alguien les haya dicho esto pero lo han hecho realmente muy bien. Gracias por estar aquí, por haber venido y por cambiar al mundo con sus ideas.


Gracias. (Aplausos)

DESDE http://www.ted.com

https://i1.wp.com/www.newportbeachhotel.com/mcimages/graciasTransparente_Animd.gif

Anuncios