https://desdemilibertad.files.wordpress.com/2010/09/mirlocantando.jpg?w=300


“Cuando transcurre el suficiente tiempo y se produce el suficiente malestar y la suficiente presión, la Mujer Salvaje de la psique arrojará nueva vida a la mente de la mujer y le ofrecerá la oportunidad de emprender una vez más una acción en su propio beneficio. “

Mujeres que corren con los lobos

Capítulo 10 – EL AGUA CLARA: EL ALIMENTO DE LA VIDA CREATIVA

Abre las ventanas de tu castillo negro,
deja que la lluvia se hunda en el mar,
con las siete llaves de tu silencio,
con las alas rotas para volar,
niña de los ojos sol naciendo…
yo te he visto llorar.

Tú juntabas flores al fondo del invierno,
siempre luminosa como un cristal,
supe que en mis manos llevaba un trueno
y tu sonreías sin sospechar…
puse yo mis ojos en tus ojos y vi la vida pasar.

Déjame entender, no quiero pensar
traes un puñal bajo las alas
sálvame ya de esta sensación
de caer y morir… y volver a morir.

Será… será… será esta soledad…
será… será… será que hoy no puedo hablar,
no hay siglos para olvidar…
no hay siglos para olvidar.

Y sentimos frío, vacío el universo,
el sendero inverso de la soledad,
se hizo noche el día, se quebró el tiempo
y nos abrazamos para ayudar,
aprendimos con ojos mojados…
que nunca más será igual.

Háblame del sol, de algún país
donde pueda estar, a donde ir…
sin esta lluvia en mi.

“OJOS MOJADOS” (F. Ubiergo)

https://desdemilibertad.files.wordpress.com/2010/09/sombra_hada.jpg?w=220

Inmensa y femeninamente salvaje!

    Hay veces en la vida de una mujer en que ésta llora sin cesar y, aunque cuente con la ayuda y el apoyo de sus seres queridos, no puede dejar de llorar.
  • Hay algo en sus lágrimas que mantiene al depredador a raya y aparta el malsano deseo o la ventaja que podría provocar su ruina. Las lágrimas sirven para remendar los desgarros de la psique, por los que se ha ido escapando la energía.
  • La situación es muy grave, pero lo peor no llega a producirse —no nos roban la luz— porque las lágrimas nos otorgan la conciencia. No hay posibilidad de que nos quedemos dormidas cuando lloramos. Y el sueño que se produce es tan sólo para el descanso del cuerpo físico.

A veces una mujer dice: “Estoy harta de llorar, estoy hasta la coronilla, quiero detenerme.” Pero es su alma la que derrama lágrimas y éstas son su protección. Por consiguiente, tiene que seguirlo haciendo hasta que termina su necesidad.

  • Algunas mujeres se asombran de la cantidad de agua que puede producir su cuerpo cuando lloran.
  • Eso no dura eternamente, sólo hasta que el alma termina de expresarse de esta sabia manera.

….

La nueva vida ata, separa y dilata.
La mujer que se encuentra en esta fase del proceso psíquico puede entrar en otra enantiodromia,

 

  • el estado psíquico en el que todo lo que antes se consideraba valioso ya no lo es tanto…
  • e incluso puede ser sustituido por nuevos y exagerados anhelos de espectáculos, experiencias y empresas extrañas e insólitas.

Por ejemplo, para algunas mujeres el hecho de casarse lo era todo. En cambio, cuando se produce una enantiodromia quieren ser libres: el matrimonio es perjudicial, es una bobada, una basura y una pura scheisse, una mierda.
Sustituye la palabra “matrimonio” por amante, trabajo, cuerpo, arte, vida y opciones y comprenderás la exacta actitud mental propia de este período.


Y después están los anhelos.

  • Una mujer puede ansiar estar cerca del agua o tenderse boca abajo con el rostro en contacto con la tierra, aspirando el olor salvaje.
  • Quizá le apetezca correr de cara al viento o plantar algo, arrancar alguna hierba, arrancar cosas del suelo o plantarlas.
  • Puede ansiar hacer una caminata por las colinas, saltar de roca en roca escuchando el eco de su voz contra la montaña.
  • Puede necesitar muchas horas de noches estrelladas en las que las estrellas son como unos polvos faciales esparcidos sobre un negro pavimento de mármol.
  • Puede experimentar la sensación de que se va a morir si no baila desnuda en medio de una tormenta, si no permanece sentada en absoluto silencio, si no regresa a casa manchada de tinta, manchada de pintura, manchada de lágrimas o manchada de luna.


Un nuevo yo está en camino.

Nuestra vida interior tal y como la hemos
conocido hasta ahora está a punto de cambiar

Aunque eso:

  • no significa que tengamos que arrojar por la borda los aspectos honrados y, sobre todo, los apoyos en una especie de enloquecida limpieza del hogar,
  • sí quiere decir que, durante el descenso, el mundo y los ideales de arriba palidecen y durante algún tiempo nos sentimos inquietas e insatisfechas, pues la satisfacción está a punto de nacer en la realidad interior.

Aunque nos sintamos presionadas por los más deformados mensajes culturales o psíquicos, aunque un depredador ande suelto en la cultura o en la psique personal, todas podemos oír las instrucciones salvajes iniciales y seguirlas.

  • Las mujeres:
  • Aprenden a buscar al depredador en lugar de intentar alejarlo, dejarlo de lado o ser amables con él.
  • Aprenden los trucos, los disfraces y los medios que se inventa el  depredador.
  • Aprenden a “leer entre líneas” en los mensajes, las invitaciones, las expectativas o las costumbres nacidas de la manipulación de la verdad.

Eso es lo que aprenden las mujeres cuando excavan en la naturaleza salvaje e instintiva, cuando se entregan a la tarea de la profunda iniciación y el desarrollo de la conciencia.

Siguen un cursillo acelerado por medio del desarrollo de la vista, el oído, el ser y el hacer ininterrumpidos.

Entonces, tanto si el depredador emana del propio medio psíquico como si procede de la cultura exterior, actuamos con astucia, podemos enfrentarnos cara a cara con él y hacer lo que se tiene que hacer.

Cuesta estar con la Mujer Salvaje al principio.

  • Curar el instinto herido,
  • desterrar la ingenuidad
  • y, con el tiempo, aprender a
    • conocer los aspectos más profundos de la psique y el alma,
    • retener lo que hemos aprendido,
    • no apartarnos,
    • manifestar claramente lo que representamos,

…todo eso exige una resistencia ¡limitada y mística. .

Cuando ascendemos desde el mundo subterráneo tras haber llevado a cabo alguna de nuestras tareas, puede que por fuera no se note ningún cambio, aunque por dentro hayamos adquirido un carácter inmensa y femeninamente salvaje.


A primera vista seguimos siendo amables, pero por debajo de la piel está clarísimo que ya no somos unas criaturas domesticadas.


Fragmento desde:
Mujeres que corren con los lobos

Capítulo 14 – LA SELVA SUBTERRÁNEA: LA INICIACIÓN EN LA SELVA SUBTERRÁNEA


Si hoy te cuesta despegar
podrás volar mañana
Todas las ganas de llorar
Se irán se irán mañana

Aunque parezca que dolerá por siempre
te aseguro que mañana pasará
Verás que el mundo sigue en pie
y tú con él mañana

Oh vas a ver, volverá a amanecer
esta vida sin ton ni son, mañana irá mejor
Oh ya verás, todo amaina al final
los buenos tiempos volverán
el sol saldrá mañana

Si hoy no sueñas, soñarás
así sin más mañana
El río siempre llega al mar
Podrás zarpar mañana

No hay mal que dure cien años más
empieza a izar las velas la tormenta pasará
Verás que el mundo sigue en pie
y tú con él mañana

Oh vas a ver, volverá a amanecer
esta vida sin ton ni son, mañana irá mejor
Oh ya verás, todo amaina al final
los buenos tiempos volverán
el sol saldrá mañana

Cuando te apague la soledad
enciende los recuerdos de la gente que no está
y verás el mundo puesto en pie
y tú también mañana

Oh ya verás todo amaina al final
los buenos tiempos volverán
el sol saldrá mañana
así sin más mañana
podrás remontar mañana

“Mañana” Rosana

https://desdemilibertad.files.wordpress.com/2010/09/aveenelcielo.jpg?w=225