“Es hora de hablar…

De la quimera de otra vida,
de lo que no supimos expresar
y del trapecio que, ante la nada, oscila,
de tragedias y triunfos
que duran un segundo.

De alterar el destino
y de la fabrica de hielo del olvido…

Es hora de hablar…

De las cosas rotas que no puedo arreglar,
de que este humor no tiene que ver contigo,
que hace tiempo que nada acabar consigo,
que la fama es el opio del triunfador,
que mas vale suerte que talento.

Me basta este momento
como una revelación…

Es hora de hablar…
De las voces de los hombres y su engaño,
de la verdad como forma de violencia,
del dolor y de la inocencia,
del infinito entre tus brazos
y que los sientes en mi cuerpo.

Del regateo de mi ficción
pura afición.

¡Es hora de hablar!
¡De la culpa y la madre del castigo!
¡De hacerse viejo entre tus enemigos!
¡Del lento proceso de herrumbe¡
¡Y que nunca hablamos de lo que hay que hablar!
Consecuencias de presagios que se cumplen…

Que quiero hacer muchas cosas por ti,
las más posibles…
¡Las más posibles!

Es hora de hablar…
De la quimera de otra vida…”

Bunbury

“El porque de tus silencios
que quieres ocultar
El porque de tanto tiempo
sin hablar
dios te libre de inventar
de mentir o de callar cuando cantas.

Como un pájaro indefenso
bajo la tempestad
aún encuentras fundamentos
en la ruina cruel
de tu memoria al recordar
el por que de tus silencios

Y las huellas de tus pies
en la arena frente al mar
borradas por el vaiven de las aguas
El fin es el comienzo
Ya nadie te espera no sabes si sales o si entras

Son asuntos de familia
que no se pueden tratar
la gente no canbia
los genes no enganan
y tus flechas nunca dan
en el centro del blanco de la diana

Y las huellas de tus pies
en la arena frente al mar
borradas por el vaiven de las aguas
El fin es el comienzo
ya nadie te espera no sabes si sales o si entras

Que difícil es poder poner todos los dias
un poco de luz en tus venas

Y las huellas de tus pies
en la arena frente al mar
borradas por el vaiven de las aguas
El fin es el comienzo
ya nadie te espera no sabes si sales o si entras.”

Anuncios